La humildad del emprendedor, símbolo de inteligencia

/ Martes, julio 31st, 2012 / No Comentarios »

Este post se centra en mi aprecio a los humildes emprendedores que independientemente de su posición laboral, económica y social son capaces de ofrecer la cara amable de los negocios y las relaciones sociales.

El autor del blog en Toledo

El autor del blog marketing de contenidos en Toledo

Hace poco volví a coincidir, después de unos 20 años, con un gran profesional conocido de mi familia. Digamos que para efectos de este post le llamaré JON, puesto que no creo que le gustara verse referenciado como ejemplo de la humildad públicamente, por lo que le ahorraré el mal trago. La humildad va de la mano con la discreción.

Pregunta y escucha activa

El intercambio de saludos y preguntas sobre la actividad que ocupa mi tiempo fue breve y muy cordial. Claramente JON estaba interesado en conocer que había sucedido con aquel chaval 20 años después. Tras cada palabra de la conversación me daba cuenta de que no tenía delante de mí a una persona cualquiera. Sus preguntas eran afables pero medidas, y el nivel de educación mostrado muy alto.

Cuando me llegó el turno de preguntarle a él por su actividad profesional compartió de manera concisa y factual a qué se dedica sin alardes ni un ápice de arrogancia haciendo relación a un colegio profesional y a sus negocios.

Humildad: valor que más aprecio, y que menos se valora

Fue mi padre el que al final intervino en la conversación y dijo a JON, pero hombre, ¡dile que eres el decano! Hasta entonces JON no había mencionado la palabra de su estatus en un colegio oficial de profesionales.

Las últimas palabras que me vinieron a la cabeza antes de despedirme fueron: la humildad es un símbolo de inteligencia. Yo de mayor quiere ser como JON.

Responder